Lo que debes saber antes de beber sidra

La sidra es una bebida elaborada en su totalidad con manzana y es un producto consumido por millones de personas en España y en todo el mundo. El consumo anual de sidra de un asturiano oscila entre los 50 litros al año, por ello desde nuestro restaurante bar en Nava te enseñamos todo lo que debes saber antes de consumirla. ¡Presta atención!

Datos curiosos sobre la sidra

La sidra natural asturiana debe ser tratada de manera impecable desde el prensado de las manzanas en el llagar hasta llegar al vaso después de un adecuado escanciado. Debe estar a una temperatura entre los 12 y 14 grados y es recomendable enfriar la sidra con agua en lugar de hacerlo en el frigorífico.

Es bien sabido que la sidra hay que beberla escanciada de la botella o directamente desde el tonel, incluso a veces pueden servirla en una taza tradicional de madera llamada zapica, utilizada desde el siglo XIX. Es una bebida totalmente natural y sin aditivos ni productos químicos, contiene muy pocas calorías y es verdaderamente refrescante.

Otro dato curioso sobre la sidra es que es muy buena para proteger el aparato vascular, prevenir infartos y evitar cálculos renales. Además, tiene propiedades antioxidantes, aumenta el colesterol bueno y ayuda con la digestión. Gracias a su graduación alcohólica (5,5º) es perfecta para acompañar tus comidas, pero siempre con moderación.

Hay distintos tipos de sidra: dulce, natural y achampañada y el escanciado es necesario para generar carbono y eliminar el ácido acético. El culín es la unidad de medida de la sidra y se embotella en cristal verde para protegerla de la luz y el sol.